Habilitación de un estudio gráfico en una antigua nave textil


Habilitación de un estudio gráfico en una antigua nave textil

Las nuevas oficinas de los diseñadores gráficos, se encuentran situadas en un local de planta baja en el centro de Barcelona donde, anteriormente, se ubicaba ubicado un taller textil.

El local presenta dos espacios bien diferenciados. El primero de ellos es el correspondiente al acceso interior desde la calle: largo, estrecho y con poca luz, que conduce a un segundo espacio principal una nave de 20×20 metros y casi 5 metros de altura, que está soportada por nueve columnas de fundición, que cuenta con luz cenital que penetra a través de claraboyas, además de la iluminación natural proveniente de un patio interior.

El programa de actuación sobre este local requería espacios de trabajo para los grafistas (mesas de trabajo, archivadores, armarios de todo tipo, buena iluminación, flexibilidad…), despachos cerrados, una sala de reuniones grande, otras mas pequeñas y un laboratorio fotográfico.

La solución adoptada consiste en agrupar en la nave todas las actividades principales y dejar el espacio de acceso para la recepción, los servicios y las pequeñas salas de juntas móviles, además de un gran armario longitudinal ubicado a lo largo de todo el espacio.

Se ha construido un altillo a un lado de la nave que contiene algunos despachos, el laboratorio fotográfico y la sala de reuniones a la que se accede a través de una escalera móvil.

Mesas que son más bien pequeños habitáculos gracias a que el mobiliario se ha diseñado como elementos móviles, soportados por ruedas (mesas de dibujo con biombos incorporados que crean un ámbito de trabajo propio, sillas, estanterías, archivadores, armario…) que permiten el uso del espacio en multitud de combinaciones, adaptándose a cualquier cambio y respetando la privacidad de los ámbitos de trabajo.

Los materiales utilizados son sencillos conglomerados pintados, moqueta de sisal para amortiguar sonidos, helioscreen para difuminar la luz, cieloraso metálico para facilitar el paso de instalaciones, incorporando un sistema de luces situadas al azar. Policarbonato celular para no privar de luz a los espacios interiores, chapa metálica grabada para la escalera y perforada desployé para el falso techo de la zona de acceso, además de pequeñas piezas de metal como contrapesos, poleas, ruedas, bisagras, imanes…

Elementos, todos ellos, que nos facilitan el giro, el pliegue, el movimiento, el magnetismo y la tensión. Pliegues y giros que, en el fondo, pertenecen a una misma condición provocadora de estados de indeterminación, como los juegos de palabras de Duchamp: ANEMIC-CINEMA, INCESTICIDE-INCESTICIDE con multiplicidad de significados.



Dirección:

Related Projects