Casas de Colonias ONG Viladoms


2010-2019 | España | ONG

Casas de Colonias ONG Viladoms

Por encargo de la ONG Fundació Catalana de l’Esplai, estamos trabajando en varios proyectos de casas de colonias en diferentes áreas de la geografía catalana como Castellbell i el Vilar, Navés, Sant Joan de les Abadesses,…con los criterios de sostenibilidad, durabilidad, adaptabilidad y austeridad que caracterizan los edificios que hemos realizado para ellos. Las principales premisas que se tuvieron en cuenta a la hora de pensar el nuevo albergue fueron las siguientes:
– Proyecto económicamente sostenible. El costo no podía exceder los 450€/m² construidos incluida la urbanización
– Proyecto multifuncional. Con un bagaje de más de 25 años gestionando escuelas de naturaleza, la Fundación determina que la viabilidad de un equipamiento de estas características debe tener una gran versatilidad. Aspectos como la capacidad de las habitaciones, la distribución, los lavabos, la versatilidad de las salas de actividades, la accesibilidad en todos los espacios …
– Proyecto respetuoso con el entorno. Como parte implícita del proyecto educativo de la Fundación y con la experiencia adquirida en un edificio como CENTRE ESPLAI, la construcción de esta nueva escuela de naturaleza debía contar con sistemas de ahorro energético.

En la primera de las realizaciones, la propuesta de implantación parte de la necesidad urbanística de no exceder el gálibo de las edificaciones preexistentes, unos barracones en forma de “L” en un estado muy precario de salubridad e higiene.

El nuevo equipamiento constará de tres zonas bien diferenciadas: Edificio de servicios, Aulas de Natura y zona de dormitorios
El edificio de servicios, donde se encuentran el comedor, la cocina, el almacén y una zona de recepción y punto de información.
El comedor tendrá una capacidad de casi 100 comensales y estará situado en una sola sala, donde los diferentes grupos que se alojen en el albergue encontrarán un espacio de encuentro y relación.
En el edificio contiguo al comedor estarán las tres aulas de Natura, con una capacidad para a 30 personas cada una de ellas.

Huyendo de las tipologías convencionales de casas de colonias, que responden al esquema en peine: circulaciones de las que cuelgan baterías de dormitorios con baños comunes, la propuesta apuesta por unas unidades de sistema, en las que la relación entre la superficie útil y la superficie construida aumenta, dado que las comunicaciones entre ellas se producen desde el espacio exterior. Esta disposición modular permitirá, por ejemplo, alojar grupos diferentes dentro de la misma instalación y que estos mantengan cierto grado de intimidad dentro de su casita.

La fragmentación volumétrica en pequeñas unidades autónomas permite el graduar el número de usuarios y minimizar los costes de mantenimiento y vigilancia, a la vez que permite configurar un sistema con la colonia al completo.

La unidad se propone como referente, arquetipo e imagen del imaginario del mundo de la infancia: pequeñas casitas, pueblo, relación con el bosque, los caminos y lo natural y, que en el futuro, permitiría una fácil ampliación o expansión del propio sistema.
Los recorridos exteriores adaptados y los pasos entre los diferentes volúmenes permiten la circulación entre ellos, agrupando así las entradas y facilitando el control por parte de los monitores.

Planteamos 3 tipologías de habitación diferenciadas, con agrupaciones de 4, 6 u 8 niños con la posibilidad de desarrollarlas en un nivel o dos según el cuerpo, resultando al final una capacidad total de 90 plazas. El espacio superior y el volumen de aire que contiene adquieren una enorme importancia dada la ocupación de los ámbitos de habitación, favoreciendo también la incorporación del control de la acústica y de la iluminación artificial sobre el tejido suspendido que forman unos perfiles tubulares blancos.

La sencillez de los materiales utilizados ha permitido una gran economía en los medios de ejecución así como la repercusión final en su mantenimiento posterior.
En los interiores, bloque de hormigón visto pintado, pavimentos de hormigón pulido de granulometría fina, ventanas de 20 cm de ancho, insertadas en marcos de acero inox mate de 2 mm de espesor, con porticón de DM pintado incorporado para oscurecer el interior, cúpulas de machihembrado visto, que da una tonalidad cálida a la luz interior
La ubicación de los conjuntos de ventanas en los paramentos verticales permite una perfecta ventilación cruzada, independientemente del viento dominante en cada caso.

Para los exteriores, la unicidad en el material : fachadas y cubiertas, tanto en células de habitación como en los edificios públicos, responde al sistema Coteterm de Parex, un estuco flexible y autolimpiable que permite la continuidad del aislamiento y el tratamiento hidrófugo en todo el perímetro.
Los recorridos exteriores van diferenciados en dos tipologías de pavimentos: tablones de hormigón texturizado para los peatonales y de hormigón raspado para los rodados.



Dirección:

Related Projects