Parque Lineal de la Sagrera


2010-2019 | Barcelona, España | Urbanismo

Parque Lineal de la Sagrera

La Ciudad y el Rol del Parque

Una red de corredores verdes para Barcelona

El parque de la Sagrera – Sant Andreu, por su dimensión y localización, se considera el futuro eje vertebrador cívico y paisajístico que se establecerá entre el nudo de la plaza de Les Glòries hasta el nudo de la Trinitat, que impulsará la transformación urbana a escala de los barrios, de la ciudad y del área metropolitana cercana.

Una de las prioridades del nuevo parque será resolver esta herida abierta y dar  paso a una nueva sutura en clave de conectividad creando nuevos flujos y recorridos transversales, potenciando el reconocimiento de los barrios afectados y la reformulación de un continúo urbano entre el norte y el sur.

La propuesta que presentamos se apoya en los siguientes conceptos: red, malla, itinerario, todos ellos adaptándose a una topografía generada por la cobertura de una playa de vías que acogerá la nueva estación de La Sagrera que dará los servicios de: cercanías, alta velocidad y transportes metropolitanos.

El Parque de los Barrios

En el Sector Bac de Roda, la retícula ortogonal del Ensanche se consolida en sus límites y se adapta a la trama existente como en otras zonas de la ciudad. La trama y dimensión de la isla llena los vacíos con su característico rol residencial.

Las infraestructuras ferroviarias tienen una gran presencia desde Torre del Fang, por el Puente de Bac de Roda y por la nueva Estación.

El Parque de los Barrios enlaza el vacío ferroviario con la arquitectura de la estación en un medido entorno paisajístico y de vegetación que se adentra en el ámbito de la propia estación y recoge suavemente la arquitectura .

Los fingers vegetales se acercan desde la estación para captar el parque que se prolonga hacia la estación, mientras la retícula del ensanche se diluye entre la zona verde que rodea y enfatiza el Puente de Bac de Roda.

 

El Parque de la Ciudad

El parque urbano de la Sagrera, por sus dimensiones, actúa como un gran pulmón verde para Barcelona y un gran espacio de recreo que tiene en consideración todo tipo de usuario. El proyecto es sensible al lugar donde se ubica: analiza y entiende el entorno respondiendo a sus conexiones, etc. Básicamente se generan dos grandes ámbitos: una zona llamada intensiva que agrupará gran parte del programa más fragmentado y una zona extensiva, de mayores dimensiones, que permitirá programas más flexibles y diversos.

Sector Sant Andreu/Tallers

– Las consideraciones estratégicas, que son la base de la propuesta, tienen escalas diversas: A escala metropolitana, se potencia el parque como corredor verde, favoreciendo la mejora de la biodiversidad, permitiendo  equilibrar la relación con el territorio. A escala urbana se potencian las continuidades longitudinales internas y de cosido transversal entre tejidos del entorno. A escala de barrio el parque se equipa con una secuencia de usos complementarios. Las respuestas a los diferentes tipos de bordes del parque (saltos topográficos generados por la nueva infraestructura con los barrios, los agujeros de iluminación – ventilación de viales y playas de vías), y superar el acondicionamiento que supone la limitación de los gruesos de tierras sobrepuestas, son temas relevantes.

– El proyecto se estructura con las siguientes operaciones y elementos:

1 – El trenzado de “fibras conectoras”.

El contínuo lineal vegetal, estructurador del corredor verde, que acompaña los movimientos longitudinales internos del parque y generador del paseo a la sombra. Está configurado por filamentos arbóreos y arbustivos varios ,según lo que aportan (estructura, densidad, textura, color ) y los procesos de crecimiento.

 

2 – Las unidades de paisaje.

La infraestructura ferroviaria está ligada indisolublemente a la experiencia del viaje.

La memoria de los paisajes atravesados, plantaciones forestales y de cultivos agrícolas propias del mediterráneo, serán los materiales de referencia, de las unidades de paisaje.

La secuencia y la variedad de éstas favorece la creación de lugares con identidad propia, regenerando más que reproduciendo los paisajes de referencia.

3 – Las pieles onduladas.

Las secuencias topográficas, construidas mediante el uso de bloques ligeros de EPS, actúan como dispositivos de captación de humedad, que permiten pequeñas variaciones en las condiciones de los suelos y potencian la biodiversidad del parque.

4 – Los filtros multicapas.

La ciudad todavía no a construído los frentes de los nuevos tejidos que definirán los límites visuales del parque.

Las capas de los campos, las tapias de las antiguas estaciones y las vallas de los jardines, con mezcla de arbustos y enredaderas, son lugares de intensa biodiversidad, que ayudan a configurar la forma del paisaje.

Con esta idea, un sistema multicapas de pantallas caladas, cubierto por tejidos vegetales, aprovecha discontinuidades  topográficas y agujeros sobre vías y viales para crear fondos y fachadas que la ciudad todavía no ha aportado.

Algunos tramos se configuran como el paseo de las sensaciones, a escala más doméstica, propia del jardín.

5- Los Sistemas de la actividad

Una secuencia lineal de tótems, actúan como módulos inteligentes de servicio. (iluminación, emisor wi-fi, captación de CO2, nebulizador, señalética) alrededor de los cuales se sitúan los usos tipo: quioscos, juegos, etc…

Los usos de la estación de Sant Andreu, se complementan con  canchas de petanca y huertos urbanos para integrarla con la vida del barrio y del parque. Un área de actos colectivos equipados, se apoya a las pasarelas de conexión que saltan la Ronda de  Dalt y comunican con el Nus de la Trinitat.



Dirección:
Xavier Güell

Related Projects