135 Viviendas VPO en el Parc Central de Torrent


135 Viviendas VPO en el Parc Central de Torrent

Ordenación

El nuevo acceso a la ciudad de Torrent, es objeto de un proyecto urbano ambicioso promovido por la empresa municipal Nous Espais articulado en torno a un parque y un equipamiento deportivo. Tras una primera ordenación, el barrio que le da forma es objeto de una modificación de volumetrías y alturas en dos puntos estratégicamente elegidos y desarrollados posteriormente por el mismo equipo técnico mediante dos operaciones de vivienda social.

Con esta operación, la vivienda social adquiere la condición de icono a través del urbanismo, la arquitectura gracias al esfuerzo colectivo de la administración y de la iniciativa privada. La subordinación de la arquitectura a los parámetros marcados por el plan, que alcanzan a la materialidad y al detalle constructivo, permiten la construcción de una ciudad coherente y con una identidad clara y unitaria.

Morfología

Desde esta ambición, el área “crescent” situada frente al parque organiza de forma radial las 4 manzanas de unos 5.000m2 de superficie de suelo cada una, inscritas en 4 triángulos equiláteros de 100 m de lado. Así la manzana que alberga las 135 viviendas sociales (M17) ordena su volumetría de forma claramente diferenciada y jerarquizada. Si en su lado posterior la calle circular invita a una traza quebrada y de poca altura, como los dos brazos longitudinales, su vértice apunta hacia el parque y se construye con una torre exenta y afilada de 15 plantas. El acceso de Torrent se transforma en la referencia paisajística desde toda la comarca al contar con 4 aristas de 50 m de altura y 60 cm de espesor, iluminadas con leds por la noche y a cuyos pies se liberan 4 plazas públicas. La atención por esta doble escala está presente en todo el proyecto. Los tres bloques exentos que conforman el triángulo tienen una planta baja doble, dos pisos y un ático retranqueado.

La geometría clara y reconocible es en definitiva el instrumento que define los volúmenes y otorga el rigor y la unidad que la operación urbana requiere..

Un lugar de vida colectiva

La apuesta por el patio interior surge de forma natural desde la morfología de la manzana. Todos los accesos a las viviendas, así como a las dos plantas del aparcamiento subterráneo se producen desde este espacio. El tratamiento del mismo diferencia las zonas de circulación y descanso de las zonas naturales y de juego. Pavimentos de albero o de asfalto moteado con árido calizo, alineaciones de populus alba y de prunnus pisardi sobre un banco que integra la ventilación del aparcamiento, conjuntos de agapantos de distintas floraciones, dos zonas de juego y un cuidado estudio de los elementos de mobiliario urbano como la luminaria cortatub concebida específicamente pare este proyecto, son los elementos con los que se configura el jardín interior. Un pórtico lineal ofrece sombra y delimita un espacio de estancia, actúando como zócalo visual al bloque curvo y contrapunto horizontal a la arista interior de la torre. Con todo se configura un vacío concebido para reforzar el uso colectivo de los espacios, un lugar de encuentro, de juego y de convivencia.

Tipología

La geometría de la torre permite integrar la edificabilidad con una mínima presencia en los vértices. Su forma alargada oscila entre los 60 cm de anchura en su punta que a través de sus terrazas triangulares crece hasta adquirir 18,5m de anchura en su parte central. Así se reparten 4 viviendas por planta de 3 y 4 dormitorios distribuidas simétricamente desde el centro. Las salas de estar por su tamaño, integran la zona de cocina y absorben la irregularidad de la planta proyectando una terraza triangular orientada hacia hacia las vistas; la huerta de Valencia al Norte, y la montaña del Vedat al Sur. Un detalle en la dirección de las pletinas de la barandilla permite optimizar estas vistas desde el interior al colocarse paralelas a los muros y no en la dirección de las terrazas. Entre tanto las habitaciones se disponen de forma regular y longitudinal detrás de una galería de regulación térmica y geométrica a la cual todas tienen acceso conformando así una doble circulación. En la parte interior las bandas de núcleos húmedos abrazan los ascensores y los dos núcleos de escaleras que ventilan a través de las mencionadas galerías.

Los bloques bajos desarrollan tipologías en bloques de 12m de una extraordinaria eficacia. Todos ellos contienen colchones de regulación térmica y solar en ambas fachadas. La disposición de los núcleos de comunicación vertical favorece el acceso central a los tipos y la reducción al máximo de las circulaciones. A su alrededor se agrupa de forma estricta y lineal la banda de núcleos húmedos que separa la zona de noche, con habitaciones a calle, de la zona de día con las salas de estar y cocinas al patio interior. Una protección de paneles calados en función de la orientación y altura, integra y oculta algunos elementos de instalaciones.

Los dúplex permiten un remate razonable del volumen en altura, sin salidas de ascensores e integrando de forma ordenada todos los sistemas de ventilación dinámica de los baños. En estas viviendas el 100% de las estancias, incluidas los baños y elementos de circulación, ventilan o están iluminados directamente al exterior.

Construcción

Los sistemas constructivos empleados parten de la base de la optimización y mejora de los habituales empleados en el sector. Una construcción tradicional a base de estructura unidireccional implementada con pantallas en la torre en altura y una materialidad conocida y de comportamiento contrastado en los elementos con más requerimientos funcionales como son carpinterías de aluminio, pavimentos de terrazo microgramo o revestimientos cerámicos.

Sin embargo el protagonismo lo adquiere los sistemas industrializados como son los paneles de GRC  cuyo gran tamaño tiene que ver con la escala del proyecto. Su fácil puesta en obra permite rapidez y economía, especialmente para edificios en altura y su proceso de fabricación otorga ligereza y ausencia de mermas. El tratamiento con pinturas de silicatos otorga una gran durabilidad y un fácil mantenimiento que redunda en la vida útil del edificio.

Sostenibilidad

La atención por la sostenibilidad en el conjunto del proyecto parte del concepto de sostenibilidad económica que está presente en todos los estadios y escalas del proyecto, desde la ejecución hasta los sistemas de recogida neumática de basuras.

Los criterios de homogeneidad urbana señalados así como la atención hacia el ahorro de energía eléctrica de iluminación y la baja emisión de radiación al exterior invitan al uso del blanco como color principal del proyecto. Además se ha dado una prioridad absoluta a la doble orientación y por tanto a la ventilación cruzada de las viviendas incidiendo en las cuestiones de control pasivo del clima..

Finalmente la apuesta del promotor municipal por la arquitectura de vanguardia como buque insignia de su política social se materializa en un proyecto arquitectónico novedoso tanto por la optimización tipológica y morfológica como por la convivencia de sistemas constructivos accesibles con materiales y sistemas de instalaciones sostenibles y de última tecnología. El proyecto de estas 135 viviendas de protección oficial, actúa desde su posición de faro paisajístico, como catalizador para el siguiente capítulo en la innovación urbana y social de Torrent. Su episodio más significativo hoy, es la finalización del centro cívico comercial y de la torre de 23 plantas de vivienda social, previstas para el 2012 que conformarán el conjunto urbano. Así la política de vivienda social del municipio se convierte en la locomotora que pilota la creación de la nueva ciudad.



Dirección:

Related Projects