Fitness Center


1990-1999 | España | Equipamientos

Fitness Center

La idea de construir un edificio subterráneo nace de la imposibilidad urbanística de construir sobre rasante.

El edificio penetra en el subsuelo buscando unas antiguas losas de cimentación a 7 ms. de profundidad.

Lo que a primera vista se lee como un conjunto de muros, a modo de escultura en el  paisaje, en el interior se revela como falso.

Los falsos  muros resultan ser  jácenas de gran canto susceptibles de salvar grandes luces y aguantar el peso de las tierras, logrando diafanidad espacial y ayudando a interconectar en el interior las diferentes zonas del programa.

El patio central, de pequeña superficie (algo más de 100 m2), se concibe en forma de estrella,  ello permite por una parte, gracias a sus largos brazos hacer penetrar la luz en profundidad  ocultando al tiempo una parte de su trazado, lo que hace difícil descubrir su escala.

El edificio se construye con un único material – hormigón armado- y discurre el camino de la construcción únicamente con el orden geométrico de los encofrados, más cuidados en los falsos muros, y en bruto en la formación de las losas inclinadas. Un  único detalle constructivo, al cambio de sección de los muros del nivel inferior  al aumentar y formar  las pantallas que definen el espacio central, permite la impermeabilización y la formación del espejo de agua.

El programa se organiza en dos niveles : un nivel inferior contiene los vestuarios, saunas, jacuzzi, baños turcos y  las actividades de carácter más privado.

El nivel superior, bajo tierra pero en contacto con el jardín a través de rampas que lo comunican visualmente con el exterior, contiene todas las actividades propias de un centro de este tipo : aerobic, yoga, danza, salas de musculación, cardiovascular, relax, piscina, centro de belleza, centro médico, tienda y servicios auxiliares.

Un doble muro perimetral conectado a una sala de instalaciones, provee todas las necesidades técnicas de los diferentes espacios, liberando los techos y suelos de la necesidad de albergar elementos técnicos, logrando así una gran diafanidad..

Al final, el edificio se nos muestra como una caja de luz bajo tierra que relaciona espacio interior y jardines en el exterior,  aprovecha los reflejos de la luz en el agua, comunica visualmente  los diferentes espacios, y los priva de las vistas del exterior.

 

 

Exposiciones

2012

  • “OAB – OFFICE OF ARCHITECTURE IN BARCELONA”. Hall de la UEM. Madrid


Dirección:

Related Projects