Hotel Juan Carlos I


1990-1999 | Barcelona, España | Hoteles

Hotel Juan Carlos I

La construcción del espacio interior resulta de un conjunto de operaciones proyectuales y constructivas: la primera de ellas consiste en deslizar los encofrados de las plantas de habitaciones en un juego de poligonales que van facetando y reglando las diferente superficies constituyendo la primera fachada interior. Este conjunto de planos cambiantes además de dotar de un cierto dinamismo al espacio resultante ayuda a controlar la acústica del gran vestíbulo.

Este primer cerramiento, se construye mediante unas cornisas de hormigón y unas barandillas realizadas en dos planos, uno de vidrio y otro de elementos de aluminio fundido, que manteniendo su calidad diáfana y cristalina, solucionan problemas como el vértigo, la limpieza, el mantenimiento y el recambio de sus distintas piezas. Dos ranuras corridas, una de iluminación y la otra para la inyección del aire que presuriza los pasillos, completan esta primera membrana.

Esta fachada se complementa con la interior que cierra las habitaciones (cada un de ellas es un sector de incendio) formada por las superficies elípticas que cierran los baños, recubiertas de láminas curvas de alucobond y los pilares cilíndricos forrados en palma de caoba de igual sección en toda su altura, que recogen las entradas de las habitaciones.

Entre estas dos superficies, los corredores van variando de sección consiguiendo privatizar y rehuir las visuales desde el vestíbulo inferior. Se independizan las entradas y se obtienen visiones sesgadas del espacio central, al tiempo que se ofrecen las vistas s   obre la ciudad y las montañas a través de la gran vidriera orientada hacia el norte.

La segunda operación proyectual que se efectúa para ver la construcción de este espacio interior tiene que ver con su sección ; el espacio se estructura verticalmente en tres partes : la inferior de 10 m. de altura rematada por unas superficies curvas inclinadas que corresponden al cerramiento de una de las plantas técnicas y que por ser su condición ligeramente abovedada refuerza la personalidad de este primer nivel que dispone también de una climatización diferenciada.

A su vez este primer nivel se estructura en tres plantas ; la inferior correspondiente al vestíbulo recoge la recepción, conserjería, diferentes  servicios como agencias de viajes, alquiler de coches, bancos y otros servicios al usuario ; tras ella, se sitúan las oficinas y las dependencias de control y dirección del hotel. En el otro extremo del vestíbulo se sitúa la zona comercial compuesta por tres grandes paralelepípedos de vidrio, tras ellos se encientran las galerías de exposición, bares, cafeterías, restaurantes, cine y salones para diferentes usos.

En la plaza mezzanino se ubican el bussines center, el fitness y un tercer restaurante, y en el costado opuesto todos los salones multi-uso que disponen de un acceso directo desde los jardines, situados en una cota superior a la de la plaza de desencoche. Todos estos salonesa baiertos en abanico y fuera de la proyección de la estructura de las plantas superiores se pueden unir hasta formar un gran salón diáfano con capacidad para más de 1.200 personas. La comunicación entre estos dos niveles se realiza mediante escaleras, grupos de ascensores y escaleras mecánicas.

Sobre estas dos plantas y cerrando este primer nivel se sitúa una planta técnica de desarrollo horizontal.

Un segundo nivel y que ocupa otro plano visual queda constituido por las doce plantas de habitaciones que configuran la parte central del espacio de 42 m. de altura mediante el juego de poligonales a modo de gigantesco costillar descrito anteriormente.

Finalmente, y a modo de remate, las dos últimas plantas se retranquean permitiendo la entrada de luz y el desenfumaje que convertiría este gran espacio en casi de incendio en un patio abierto cenitalmente.

Estas últimas plantas, que albergan las suites para ejecutivos, constituyen con sus trazados curvos y la opacidad de sus antepechos el remate superior del espacio descrito.

Por encima de todo ello se sitúa otra planta técnica, cuya misión  será la de liberar de instalaciones o maquinarias las cubiertas del edificio ; sobre ella se sitúan la suite real y el pequeño centro de comunicaciones.

En el otro extremo y bajo el gran vestíbulo, en una planta de 9 m. de altura que reproduce la forma del espacio superior, se sitúa la central de acumulación de agua caliente sanitaria y de agua de refrigeración.

En cuanto a la iluminación, se consigue mediante una vidriera encarada al norte que se rigidiza con dos quiebros y que absorbe los esfuerzos del viento mediante unos nervios horizontales. Un conjunto de perfiles metálicos mixtos construyen los distintos nudos albergando en sus pliegues la carpintería estructural que soporta los vidrios. Una marquesina atraviesa contrapesándose la vidriera para recoger el acceso y el desencoche.

Esta vidriera y las aberturas entre las cubiertas iluminan con luz de norte el vestíbulo, haciendo innecesaria la luz artificial durante el día. Ello hace que la percepción espacial sea inversa de día que de noche.

De día el espacio se vuelca sobre el exterior acentuando la luz natural, las facetas, las aristas, y los planos.

De noche el proceso se invierte, el espacio se cierra sobre si mismo, la luz artificial remarca y resigue las líneas y la cristalera que en parte refleja el interior dejando ver a través de ella las luces de la ciudad emblemáticas : la torres de comunicaciones, el Tibidabo, la Diagoonal, los edificios representativos.

Flanqueando la vidriera se sitúan dos grandes muros de hormigón realizados con encofrado deslizante y que albergan en su interior todas las instalaciones verticales, sirviendo en cada planta de conexión y cierre de circuitos. Estos muros albergan las instalaciones de climatización, extracción y renovación de aire en baños, evacuación de gases, todos los conductos de chimeneas, montacarros, montamaletas y conductos de ropa sucia, así como los offices de planta, escaleras de emergencia, instalaciones de seguridad..

De hecho son estos muros los que hacen posible la inter-relación  entre los usuarios y todas las redes de servicio sin cruces.

Estos muros conforman en el exterior la fachada principal del acceso, evitando la visión de las ventanas de las habitaciones y provocando un fuerte cambio de escala que ayuda a situar el edificio sobre el terreno.



Dirección:

Related Projects